domingo, 21 de noviembre de 2010

El boom del reggaeton hecho en colombia


Sí. Balvin es la cabeza, pero no está solo en el business. Detrás de él viene un combo explosivo que hace que el boom del reggaetón nacional se legitime. Estos son los socios del negocio.

video
La música urbana en Colombia es joven. Su historia no es nueva, por supuesto, pero quienes la están convirtiendo en la industria musical más rentable de la actualidad en el país son justamente ellos: los artistas jóvenes. La nueva sangre. La sangre caliente. Productores e intérpretes que, en su mayoría, no superan los 25 años y que, como Balvin, se han propuesto hacer de su música una empresa rentable. Son ellos, casi todos procedentes de Medellín, los responsables de que el reggaetón se haya tomado las frecuencias radiales del país. Estaciones especializadas o no en el género urbano. De rumba o románticas. De día y de noche. Toda la semana.



La efectividad de sus canciones es imparable: son hits inmediatos y tienen el poder de tocar la fibra de un público heterogéneo, no importa de quién se trate. Con absoluta libertad creativa, ellos toman elementos del vallenato, del pop, del merengue, de la bachata, de la champeta, de la ranchera, del hip-hop o de la electrónica, para hacer un reggaetón más colombiano que los fríjoles paisas. Ellos desmitificaron aquello de que para animar la pista hay que decir “perrea, mami, perrea”. Ellos le pusieron la firma de la casa. Un sello de calidad que no se improvisa.
Varios años han pasado desde que el flow boricua tocó a nuestra puerta. Y fue la Capital de la Montaña la que lo albergó en sus barrios, emisoras, conciertos y bares. Por eso, años después de saber quién es Daddy Yankee y toda su corte, es allá donde están robusteciendo esta industria emergente y jugosa. Medellín baila y produce música urbana como ninguna otra ciudad del país. Incluso hay quienes la llaman la capital suramericana del reggaetón. Y lo que artistas y ciudadanos viven allá tan cotidianamente, por fin está filtrándose al resto del país. Es una explosión de los sonidos de la calle. Es un movimiento musical. Es el rubro que, después del vallenato, genera más plata y tiene en los shows la clave incuestionable del negocio.


Reggaetón. Quién lo creyera.
Sus exponentes son orgullosos administradores. Estrategas y mercaderistas que bailan, cantan y componen. El paquete completo. Artistas independientes que gozan de prosperidad excesiva, y que no necesitan prensar discos completos para dejar huella, pues con sencillo tras sencillo les basta para reventar la alcancía y la discoteca. Estos son los exponentes más destacados de este movimiento de música urbana nacional.
Los dueños del negocio, socio.

REYKON
El LíderCon apenas 23 años, Andrés Felipe Robledo se presenta como “El Líder” del género urbano en Colombia. Y con todo, está lejos de ser un presumido. Su historia es la de un guerrero, un soñador empedernido que, desde que era muy niño, se veía donde está hoy: en grandes escenarios, sonando como loco en todas las estaciones de radio y al comando de su propio estudio de grabación, Ciudad de Dios.
Sus canciones lo delatan. Tienen su sello. Ese espíritu enérgico, libre y desprevenido con el que vive este paisa. Son perfectas para sacarles fuego a las pistas de baile, coquetear o dedicar. Producidas por Chez Tom y Chan “El Genio”, dos de los más prometedores y jóvenes de la escena, las canciones de Reykon tienen el auténtico dembow antioqueño (envigadeño, si hay que precisar). Señorita, Se aloca (feat. J Balvin), La novela, Te gateo (feat. Pipe Calderón) y La santa son sus principales éxitos. Los dos últimos en rotación actualmente, por encima del número 10 de los listados. Su carrera va en ascenso. Este año fue nominado a los Premios Nuestra Tierra y, en el Evento 40, la mexicana Belinda lo invitó para que hicieran dúo frente a 30 mil invitados. Con todos los bombos y platillos ella lo dijo: “Él es Reykon, El Líder; que no se te olvide”.

JUTHA & SMALL
Los Dueños del Secreto

Jutha lleva 17 años en la música y es el romántico vocalista y productor de este dúo. Small lleva 10 y es el travieso del flow. Así que, si de algo están seguros, es de que saben de ritmo. Ese podría ser su secreto. Decidieron reunirse hace poco más de dos años para proponer canciones justamente así: divertidas, que se pudieran dedicar. Diferentes. Con ritmos coloridos y alegres como la cumbia y el vallenato, y tomando prestado todo lo que pudieran del rap. Solita conmigo, No voy a llorar y Mi secreto son algunas de las que les permitieron hacerse un nombre en la escena paisa. No me vuelvo a enamorar, su sencillo más reciente (feat. J Balvin), los colgó en los primeros lugares de las listas radiales y les ha permitido llevar su rumba por todo, todo el país.

GOLPE A GOLPE
Los Lunáticos

Pequeño Juan & Mr. Dec nacieron para la música urbana. Hicieron rap puro y duro en sus comienzos. Hoy, lo que los mueve es la cadencia, la fiesta y las letras de amor. Y también el sueño de vivir de la música. Por eso, el nombre Golpe a Golpe en esta movida urbana significa visión, calidad y emprendimiento. En palabras simples: tienen clarísimo cómo es el negocio. Su carrera suma presentaciones en todo el país y cuentan con su propio estudio de grabación en Medellín, Palma Productions, en donde han ido a parar casi todos los artistas del género, como aseguran, bajo la batuta de Mr. Dec y Alexander Dj, los productores. Alexander, por cierto, es el que lleva la batuta en la producción paisa, el aventajado.
En los últimos cinco años, con las composiciones del grande Pequeño Juan, “Los Lunáticos” han sido una máquina productora de hits: Juego de niños, Siento mariposas, Sana que sana, Borracho, Maldito trago… La lista de sus canciones en la radio paisa es interminable. Este año el turno fue para A lo moderno (feat. Yelsid) y Estar enamorado, un tremendo sencillo que, aparte de tener un videoclip extraordinario, puso a Golpe a Golpe en boca de todo el mundo. No solo es una de las canciones más pedidas y mejor rankeadas de los últimos meses, sino que también manda un mensaje claro en forma de corazones: ellos son los líderes del reggaetón para bailar apapachado.

PIPE CALDERÓN
La Evolución

En el mixtape La Evolución que este cantautor, productor, compositor y guitarrista puso a disposición de todos sus seguidores en su página web este año, hay colaboraciones con Jowell y Randy, Magnate y Valentino, Farina y Reykon, entre otros artistas destacados del género. Un privilegio de pocos que ha conseguido gracias a su larga carrera en la producción musical y como intérprete de R&B, principalmente. Le dicen así, “La Evolución”, porque ha visto el género urbano como una oportunidad de proponer, integrar y renovar. Por eso sus canciones son una fusión entre música tropical (como el merengue), acordes de guitarra y letras con profundo contenido emocional que lo destacan como el más romántico de los urbanos. Tus recuerdos son mi Dios, su último sencillo, fue producido por Alexander Dj y sube como espuma en los listados de la radio nacional y los canales internacionales de video, pues su clip promocional fue filmado en Miami y dirigido por REBolution, un duro del género. Y como para Pipe Calderón no hay límites, su segundo hit, montado en los tops actuales, es uno de perreo: Te gateo, que hace a dúo con Reykon.

FAINAL
SuperFainal

Es un monstruo de la producción. Es cantante, pianista, compositor y arreglista. Es, sin duda, uno de los artistas urbanos más ‘rompedores’ de la escena paisa. Y apenas tiene 22. Santiago Carvajal hizo de la música su obsesión y hoy está recogiendo los frutos de esa siembra en el R&B, el dancehall y el reggaetón colombiano, en donde ha participado desde que era apenas un adolescente. Ha compartido escenario con Víctor el Bambino, Naldo y Jowell y Randy. Tiene su propia productora musical, Fainal Productions, y ha grabado colaboraciones junto a artistas de la talla de Chino y Nacho, y Héctor El Father. En junio pasado editó finalmente su álbum debut, SuperFainal, con la bendición de Cabeza de Ratón Music.

SHAKO El SH
El ‘Ese Hache’ empezó pinchando canciones de reggaetón en fiestas. Se hacía llamar Dj Shako y bajo ese mote prendió la rumba en ciudades como New York y Boston. Pero garra era lo que tenía para cantar y desde hace casi una década es lo que hace. Sus canciones son recomendadas para mover cadera. Rudas, ingeniosas, sandungueras y con veneno lírico. Me estoy enamorando, Inevitable y Quiero estar contigo están en su top de destacadas. Sus colaboraciones con artistas nacionales e internacionales son casi incontables (entre otros, Dragón y Caballero, Jutha y Small, R.I.K.O., Jimmy Bad Boy) y entre los países a los que ha llevado su flow se cuentan Panamá, Paraguay y Brasil. Hoy pertenece a la casa paisa de artistas Dream House Records.

YELSID
Mucha Calidad

Su nombre es religión en Medellín. Así lo reconoce esta nueva sangre: todos saben que Yelsid es uno de los precursores de esta bomba urbana, uno de los primeros que decidieron meterle el hombro a la música de calle y que permitieron que muchos otros empezaran a soñar con sonar en la radio. Hoy ya está hecho y derecho en el género, y sus canciones dan cuenta de la evolución lírica y sonora del reggaetón en Colombia. Solo yo y A lo moderno (feat. Golpe a Golpe) son sus dos más recientes hits que, ante tanta competencia, sacaron las uñas para treparse en los recientes tops radiales.

R.I.K.O.
La Conexión Colombiana

“Te puso a cantar ese pelado R.I.K.O.”, dice su canción Corran. Y desde hace más de siete años es lo que Julián Martínez hace. Poner a cantar con sus “Rimas de Inalcanzable Kilometraje Oculto”, que es lo que significa su nombre artístico. A sus 23, este paisa, acordeonero y cantante, es un ejemplo de supervivencia y disciplina. Padeció un aneurisma del que se recuperó ciento por ciento. Experiencia que le cambió el chip y lo convirtió en un verdadero emprendedor. Como otros de este género, tiene su propia empresa y un nutrido listado de números uno. Entre ellos, Feromonas y Déjala volar; muestras inapelables de su estilo romántico. El mes pasado participó en varias tomas flashmob de baile en centros comerciales de Bogotá, que fueron emitidas en el programa También caerás.